Diario de una bruja

Este es el espacio reservado a posibles pataletas y otras ocurrencias y reflexiones que sólo se me ocurren, mayormente, con una escoba o bayeta en la mano. Y aunque dedico gran parte de mi vida, cuya proporción exacta prefiero no calcular, a tener precisamente este tipo de cosas entre las manos, y quizás precisamente por ello, intentaré que los textos destinados a esta página sean los menos posibles.

Ya queda menos... (J. Teresa Padilla).
¡Quiero ser una bruja! (Marisa Díez Marín).
Recuerdos de papel. (Marisa Díez Marín).
Sobre amores y erotismos (I) (J. Teresa Padilla).
Sobre amores y erotismos (II) (J. Teresa Padilla).
En lo mejor de la vida. (J. Teresa Padilla).
¿Quién se va a querer morir? (J. Teresa Padilla). 
Sobre amores y erotismos (III y final) (J. Teresa Padilla).
Low cost, vale, pero qué (J. Teresa Padilla).
Doctores tiene la Iglesia... (1/2) (J. Teresa Padilla).
Doctores tiene la Iglesia... (2/2) (J. Teresa Padilla).
La reencarnación de Cervantes (J. Teresa Padilla).
Y tú, ¿de qué te ríes? (J. Teresa Padilla).
¡Cómo mola! (J. Teresa Padilla).
Tres eran tres (Marisa Díez Marín).
La dignidad (J. Teresa Padilla).
Aires nuevos (J. Teresa Padilla).
Desde mi toalla (Marisa Díez Marín).
Volver a empezar (J. Teresa Padilla).
Aguafiestas (J. Teresa Padilla).
El vecino independiente (Marisa Díez Marín).
Rufino cumple años (J. Teresa Padilla).
Mierda, cagao, culo (J. Teresa Padilla).
Sorpresa en Navidad (Marisa Díez Marín).
Nunca confíes en tu compañía de seguros (Marisa Díez Marín).
Mi amigo Toni (Marisa Díez Marín).
El esperpento (Marisa Díez Marín).
Gente tóxica (Marisa Díez Marín).
Quita el agua y pon el sol (Marisa Díez Marín).
Hace dos meses que ya es Navidad (Marisa Díez Marín).
Esther, su mundo y el mío (Marisa Díez Marín).
¡Que vienen los rusos! (J. Teresa Padilla).
Bachata en mi face (Marisa Díez Marín).
Cambio de planes (o La culpa es de Roth, Philip Roth) (J. Teresa Padilla).
¡Marchando una de listas! (Esperanza Goiri).
De astenias, un vestido de novia y otros males primaverales (Esperanza Goiri).

No hay comentarios:

Publicar un comentario